BODHIDHARMA

Tras veintiocho generaciones de discípulos del Buda Shakyamuni, Bodhidharma introdujo el Zen en china a principios del siglo VI. Es el vigésimo sucesor que recibió el Kesa y es el primer maestro ancestral del Zen en China. La leyenda en torno a Bodhidharma es de gran riqueza. Sea o no autentica históricamente hablando, tiene un significado profundo en la enseñanza del Zen. Heredero del dharma de Prajnadhara, Bodhidharma fue al sur de China tras un largo y pesado viaje. Según antiguos relatos, tenia entonces cien años.
El emperador Wu-ti (502-550), ferviente budista, oyó hablar de Bodhidharma, le hizo venir a su corte y le dijo:

Desde que soy emperador he construido muchos templos, he copiado Sutras, he ayudado a un numero incalculable de monjes. Sin duda tendré muchos meritos en el futuro. Cuales puedo esperar?
– Ningún merito, respondió Bodhidharma
– Por que? Replico el emperador.
– Los meritos de sus servicios son ínfimos en este mundo y serán fuente de ilusiones y de deseos. Es como perseguir una sombra.
– Entonces que es un verdadero, un autentico merito? Preguntó el emperador.
– La pura sabiduría es maravillosa y perfecta en su realización Su substancia es vacuidad, apacible en si. Por eso estos meritos no pueden obtenerse con los medios de este mundo.
– Cual es la santa verdad? Volvió a preguntar el emperador.
– Por encima de la santidad, un vacío insondable y nada sagrado. Un cielo inmaculado en el que no se distingue la verdad ni la Ilusion” contesto Bodhidharma.
El emperador quedo impresionado y le miró diciendo:
– “Quien es el que está ante mi?
– No se” contestó el.

Wu-ti no entendió el mensaje de Bodhidharma y éste se dio cuenta de que el momento no era favorable para difundir el Zen. Por eso se fue a la otra orilla del río Yan-tse y se retiró al templo Shao-lin, en el monte Song-shan. Guardó silencio y practicó Zazen de cara a la pared durante nueve anos. Esto desorientaba a todos los que le veían y se le llamó “el monje contemplador de la pared”.
De: Bovay, Kaltenbach, De Smedt (1999): Zen. Práctica y enseñanza, historia y tradición, civilización y perspectivas. Barcelona: Editorial Kairós.

One Response to BODHIDHARMA

  1. Pingback: Mas que palabras»Archivo del blog » NO LO SÉ

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *